El lujo continua adaptandose a la revolución tecnológica

Las marcas de moda de lujo tienen un gran reto, adaptarse a la revolución tecnológica manteniendo los valores, las tradiciones y las señas de identidad que las hacen únicas. Multitud de marcas de moda están implementando todo tipo de estrategias de negocio.

See now, buy now: Burberry fue la primera en dar el paso en esta revolución que puede cambiar el mundo de la moda para siempre. Nada más acabar el desfile, y tras ser transmitido en directo por Internet y por las redes sociales, los consumidores pueden comprar todo lo que acaban de ver. Antes tenían que esperar desde febrero o septiembre (los meses de las Semanas de la Moda), hasta septiembre o marzo, cuando por fin llegaban las colecciones de otoño-invierno o primavera-verano.

Guiños a los millennials: Un ejemplo es la última campaña de Dolce & Gabbana y en su reciente desfile en Milán. La manera más fácil de abrirse al público más joven es fichando a las caras que triunfan entre los veinteañeros y adolescentes: modelos que se han hecho populares a través de Vine, Instagram o Snapchat.

Mejoras en logística: Empresas como Amazon son grandes maestros en el tema de la logística y de los envíos rápidos. Trabaja con numerosas firmas en su tienda online, y también cuenta con unas cuantas firmas españolas muy conocidas en su amplísimo catálogo. Sin embargo, El Corte Inglés ha seguido el ejemplo y ya cuenta con envío en menos de dos horas en 54 ciudades españolas. Otros grandes del comercio online abren también sus plataformas a las marcas de lujo, como Farfetch, o Yoox, con su sección Shop-in-shop, ofreciendo a las firmas de lujo su experiencia tanto en software como en logística en el comercio online.

Uso de las redes sociales: No basta con anunciarse en Instagram o Facebook o realizar un vídeo que se convierta viral en Youtube, ahora todas las marcas buscan como diferenciarse a través de Instagram Stories o de Snapchat. Si hay una red social nueva, las marcas de lujo intentarán estar allí los primeros, como J. Mendel y su manera de transmitir el último desfile. Las redes sociales consiguen transmitir el feeling de la marca mejor que las herramientas de comunicación tradicionales.

Para las marcas es muy difícil conciliar la exclusividad que supone el lujo, es decir, la herencia de una firma con muchos años de antigüedad y tradición, en la que prima lo artesanal, lo hecho a mano con esmero, con la inmediatez, la innovación, y la tecnología.

Introduce tus datos para acceder a este contenido. Si no eres miembro de MDMODA.es puedes registrarte de manera gratuita.
CONTENIDO DISPONIBLE PARA MIEMBROS
Introduce tus datos para acceder. Si no eres miembro de MDMODA puedes registrarte de manera gratuita.
No compartiremos tu información con terceras partes.